Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Camino’


Cuando vamos de excursión por el campo, a menudo nos encontramos en un cruce de caminos, y dudamos qué camino debemos tomar. Para no perdernos empleamos un mapa detallado y seguimos las señales indicadas en los cruces.

En el ámbito espiritual, de igual modo disponemos de recursos para tomar buenas decisiones, esas que son decisivas para toda la vida: escoger un cónyuge, una profesión o el lugar de residencia.

El primero es la Biblia, La Palabra de Dios, que es el “mapa” de orientación general. En ella quizá no encontremos por escrito una respuesta exacta a todas nuestras preguntas, pero si la leemos cada día, nos impregnaremos del pensamiento de Dios.

Es como un niño, que sabe cuál es la actitud que adoptaría su padre en cada situación. A esto se llama estar lleno del conocimiento de la voluntad de Dios (Colosenses 1:9).

Pero también tenemos a nuestra disposición, un segundo recurso: La Oración, para pedir a Dios que nos revele su opinión en situaciones concretas. Esto supone que dejemos de lado nuestra voluntad personal y esperemos realmente en sus respuestas. Si así es, Dios se encargará de demarcar nuestro camino mostrándonos qué escoger. ¡Leamos atentamente su Palabra y esperemos sus respuestas antes de actuar!

¿Quién es el hombre que teme al Señor? Él le enseñará el camino que ha de escoger Salmo 25:12

Un día sin oración es un día sin bendición y una vida sin oración es una vida sin poder!!

 

Read Full Post »

Déjame ser la estrella que guie tu camino, déjame estar contigo cuando todos se han ido. Déjame ser tu voz, déjame ser tus manos, déjame repetirte lo mucho que Te Amo. Déjame ser tus pies, tus oídos quiero ser, déjame ser tu Dios.

Read Full Post »

En una hacienda viven dos caballos, de lejos, parecen caballos como los otros, pero cuando se observa bien, se percibe que uno de ellos es ciego. Aún así, el dueño no se deshizo de él y le consiguió un amigo, un caballo más joven, al cual le puso una campana en el cuello. Así, el caballo ciego sabe donde está su compañero y va hasta él. Ambos pasan los días corriendo y al final de la jornada, el caballo ciego sigue al compañero hasta el establo. El caballo con la campana está siempre mirando si el otro lo acompaña, y algunas veces para, así el otro puede alcanzarlo. El caballo ciego se guía por el sonido de la campana, confiando que el otro lo esté llevando por el camino correcto.

Como el dueño de esos dos caballos, Dios no nos rechaza porque no somos perfectos, más bien Él cuida de nosotros y hace que otras personas vengan en nuestro auxilio cuando lo necesitamos. Algunas veces somos el caballo ciego, guiados por sonidos de las campanas de aquellos que Dios pone en nuestras vidas. Otras veces, somos el caballo que guía, ayudando a otros a encontrar el camino.

Así son los buenos amigos, tú no necesitas verlos, pero sabes que allí están. Por favor oye las campanas de otros, que ellos oirán la tuya.

Read Full Post »