Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Heridas’

Alguien a quien amas o respetas te tumba al suelo con una palabra dura e hiriente. Y allí quedas, herido y sangrando. Quizá las palabras tenían por intención lastimarte. Pero también es posible que no fuera así. Eso no importa, claro, porque la herida es profunda. Las lesiones son internas. El corazón partido, el orgullo herido, los sentimientos magullados.

Si has sufrido o estás sufriendo a causa de las palabras de una persona, te alegrará saber que hay un bálsamo para este tipo de heridas. Medita en estas palabras de 1ª Pedro 2:23 “Cuando proferían insultos contra Él, no replicaba con insultos…sino que se entregaba a aquel que juzga con justicia”.

¿Comprendes lo que hacía Jesús? Dejaba que Dios se encargara de juzgar. No se arrojaba a la tarea de buscar venganza. No exigía disculpas. Por el contrario, y asombrando a todos, habló en defensa de sus ofensores: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” Lucas 23:34

Anuncios

Read Full Post »

La manera en que definas tu vida determina tu destino. Tu manera de ver las cosas influirá en cómo empleas tu tiempo, tu dinero, tus talentos y cómo valoras tus relaciones.

Dios observa constantemente tu reacción con la gente, los problemas, los éxitos, los conflictos, la enfermedad, el desaliento e incluso el tiempo.

Cuando entiendes que la vida es una prueba, te das cuenta de que nada es insignificante para ti. Que a veces Dios se aleja intencionalmente y no sentimos su cercanía, a fin de prepararnos para una responsabilidad mayor.

Read Full Post »

Jesús no espera que lo ames, para amarte. El te amará por siempre. Su divino amor no establece condiciones ni imposiciones. Jesús te ama tal y como eres. No ve tu apariencia, sino tu corazón, y es allí, donde Él quiere habitar para sanar tus heridas y quitar las cicatrices de tu alma, pues “Nadie Te Ama como Él”.

Nunca es tarde para dar media vuelta. Jesús solo necesita un segundo para hacer todo nuevo.

Read Full Post »

Una sonrisa, un abrazo, un favor

Un golpe, una traición, una herida

Cuenta una historia, que dos amigos iban caminando por el desierto. En algún punto del viaje comenzaron a discutir, y un amigo le dio una bofetada al otro. Lastimado, pero sin decir nada, escribió en la arena: “Mi mejor amigo me dio hoy una bofetada”. Siguieron caminando hasta que encontraron un oasis, donde decidieron bañarse. El amigo que había sido abofeteado comenzó a ahogarse, pero su amigo lo salvó. Después de recuperarse, escribió en una piedra: “Mi mejor amigo hoy salvó mi vida”.

El amigo que había abofeteado y salvado a su mejor amigo preguntó: Cuando te lastimé escribiste en la arena y ahora lo haces en una piedra. ¿Por qué? El otro amigo le respondió: Cuando alguien nos lastima debemos escribirlo en la arena donde los vientos del perdón puedan borrarlo. Pero cuando alguien hace algo bueno por nosotros, debemos grabarlo en piedra, donde ningún viento pueda borrarlo.

Dicen que toma un minuto encontrar a una persona especial, una hora para apreciarla, un día para amarla, pero una vida entera para olvidarla.

Aprende a escribir tus heridas en la arena y a grabar en piedra tus venturas!!!

Read Full Post »