Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Plenitud’

No hay mejor ejemplo de abundancia que un árbol lleno de frutos. La exuberancia de su aspecto habla de prosperidad y plenitud. El árbol lleno de frutos nos habla del tiempo exacto de la siembra, el cultivo, la cosecha, de la estación apropiada, la lluvia y del sol. Lo que tenía que hacerse, se hizo en el momento adecuado. Nada fue  dejado para después.

Por ejemplo, si la lluvia no cae en el momento que se necesita, los resultados en la maduración del fruto pueden ser trágicos.

No dejemos para mañana lo que podemos hacer hoy, porque el mañana puede que no llegue nunca. Hoy, es el día. La oportunidad es ahora.

Hoy, es el día, no mañana. Di hoy: “Te quiero”. Pide perdón ahora, abre los brazos a la reconciliación en este instante. No postergues más, porque…

“Todo lo que se posterga trae tristeza al corazón”.

Anuncios

Read Full Post »

No quiero solo vivir de las bendiciones que proceden de tu mano, sino también de la relación íntima, dulce y hermosa que contigo tengo, la cual cada día me enriquece y fortalece.

La plenitud y satisfacción que en ti encuentro, jamás la encontraré en ningún otro lugar y en ninguna otra persona.

Read Full Post »

Hay dos días en cada semana sobre los cuales no vale la pena preocuparnos. Dos días que podemos mantener libres de cualquier temor o ansiedad.

Uno de esos días es “Ayer”, con sus errores y preocupaciones, con sus fallas y desatinos, con sus dolores y quebrantos. “Ayer” ha pasado a ser algo fuera de nuestro control. Todo el dinero del mundo no puede traer de vuelta el “ayer”. No podemos cambiar ninguna acción que haya acontecido “ayer”. No podemos borrar ni siquiera una palabra que hayamos dicho. “Ayer” se ha ido para siempre.

El otro día sobre el cual no deberíamos preocuparnos demasiado es “Mañana”, puesto que éste se encuentra fuera de nuestro control inmediato. “Mañana” el sol saldrá, ya sea en medio del esplendor de un cielo azul, o tras la máscara de un día nublado. No obstante, saldrá, pero hasta tanto no lo haga, no habremos empezado nuestro “mañana”.

Nos queda solamente un día:”Hoy”. Todos podemos pelear las batallas de un solo día. Sin embargo, cuando adicionamos a nuestro “hoy” el peso de esas otras dos eternidades – el “ayer” y el “mañana”- es cuando sucumbimos.

¡Aprendamos entonces a vivir un día a la vez!

Vive tu hoy a plenitud

Read Full Post »